SIDA

2 12 2007

AIDS

Aunque cuando termine de escribir este post ya será la madrugada del domingo no quería que este sábado 1 de diciembre, Día Internacional de la lucha contra el Sida, terminara sin publicar algo al respecto con la premisa de que más se puede conocer algo cuando más habla de ello (en este caso de la más vasta y mortal de las pandemias de nuestros días).

En Argentina se calculan en alrededor de 130 mil las personas con síndrome de inmunodeficiencia adquirida, y lo más angustiante es que 65 mil desconocen tener la enfermedad.

Y precisamente en ese punto radica la fortaleza del VIH: en el desconocimiento que impide, en parte, la prevención. Pero ese no es el único escollo. La lucha contra el avance de la enfermedad también debe sortear los duros prejuicios, los dogmáticos moralismos religiosos, los estúpidos tabúes, la soberbia argenta, la injustificada y puta discriminación… en definitiva, todo aquello que suma a la ignorancia.

HIV-1

Viriones del VIH-1 ensamblándose en la superficie de un linfocito. Foto de Wikipedia y CDC Public Health Image Library

Una muestra estremecedora de la falta de conocimiento sobre el sida fue el informe que presentó hace unos días CQC, en el cual se demuestra cuánto sabemos los argentinos al respecto, pero además los tremendos prejuicios que persisten todavía sobre el sida.

“Esto no me va a pasar”, “el sida tiene afecta a los que se drogan”, e incluso “pensaba que el sida estaba en Africa”, son algunos de los argumentos que esgrimen muchos de los argentinos. Sin embargo, TODOS ESTAMOS EN RIESGO y el uso del preservativo en las relaciones sexuales es fundamental. SIEMPRE.

Cuidarse es cuidar. Prevenir es advertir, evitar o impedir… y el informarse e informar es la clave para que la lucha contra el sida no sea desigual.